Un reciente estudio publicado por la revista científica Journal of Epidemiology & Community Health reveló que mantenerse en una relación amorosa que permanezca y mejore con los años, es clave para tener un corazón sano y prevenir infartos.

En el estudio participaron 600 hombres. Aquellos que describían su vida en pareja como estable, tenían un corazón más fuerte y su peso estaba en equilibrio, al igual que sus niveles de colesterol, en comparación con quienes afirmaban lo contrario. Además, esto podría predecir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Las enfermedades cardiovasculares son responsables cada año de más de 17,5 millones de muertes en todo el mundo. De ahí la necesidad de adoptar hábitos de vida saludables para frenar el impacto de unas enfermedades que, actualmente, constituyen la primera causa de mortalidad global.

También puedes leer: Ansiedad: enfermedad que produce efectos similares al infarto

En este sentido, el matrimonio podría traer más beneficios a los hombres de los que podías imaginar.

Asimismo, quienes participaron en esta investigación aseguraron que se encuentran sorprendidos de la magnitud de la influencia que tiene el estar casado en los pacientes cardiovasculares. El apoyo social que ofrece el matrimonio, así como quizás otros beneficios de estar acompañado, son importantes para los pacientes con enfermedades del corazón.

Si bien la vida en pareja ayuda al corazón (en todos los sentidos), también se debe tomar en cuenta que la práctica de ejercicio físico y de seguir una alimentación adecuada será crucial para un estilo de vida saludable a largo plazo.