Sabrina Vega no participará en mundial femenino de ajedrez

La española declina por su indignación a tratos discriminatorios en contra de la mujeres propios de la cultura islámica

42
Sabrina Vega prefirió aportar su granito de arena a la lucha de los derechos civiles de las mujeres, que ganarse 2 millones de dolares

La Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) designó a Arabia Saudí como la sede para organizar el Campeonato Mundial de Ajedrez. Una nación practicante del Islam, cuya cultura obliga a las mujeres a cubrirse el cabello y a no salir solas a la calle, una costumbre que polemiza con la tendencia feminista del mundo occidental. La defensa de los derechos civiles de las mujeres, es un punto de honor de muchas feministas como Sabrina Vega.

Las diferencias culturales, no se hicieron esperar cuando los organizadores se negaron aprobarle los visados a la delegación de Israel. Aunque los beneficios para competidores superan en incentivo a las anteriores competiciones de la justa, la competición se ha visto empañada por el tema de los derechos civiles de las mujeres.

La campeona española Sabrina Vega, se negó a ceder ante ciertas reglas de conducta, la decisión fue respaldada en las redes sociales por Marta Rivera, diputada de las cortes con el Hashtag  

La española no es la única feminista

Las Anna y Mariya Muzychuk, campeonas mundiales en diferentes categorías, decidieron no defender sus dos títulos mundiales por las mismas razones, quienes a finales del pasado mes de diciembre hicieran pública su postura.

“En unos pocos días voy a perder dos títulos de campeona mundial, uno tras otro. Sólo porque he decidido no ir a Arabia Saudí. No jugar con las reglas de otro, no llevar abaya, no ser acompañado al salir y no sentirme una criatura de segunda (…) Estoy lista para defender mis principios y saltarme el torneo”, escribió Anna el pasado 23 de diciembre en su cuenta de Facebook.

El gobierno de Arabia Saudí había derogado el año pasado la prohibición que tenían las mujeres de conducir, pero mantuvo su conservadoras  normas de tutelaje masculino que le impone a las mujeres la aprobación de un pariente masculino para tomar decisiones sobre asuntos como educación, empleo, matrimonio y planes de viaje.

Para la justa el reino saudí, autorizó a las mujeres a las delegaciones del evento, a no usar velo y túnica, permitiendo llevar trajes oscuros con pantalones formales y blusas blancas de cuello alto, pero esos cambios no fueron lo suficientemente para que cambiasen de decisión las hermanas Muzychuk y la española Sabrina Vega.

El evento repartirá 2 millones en premios, reunirá a 200 competidores de 70 países participantes en los Campeonatos Mundiales de Ajedrez Rápido y Blitz, el cual llevará el nombre del Rey Salman bin Abdulaziz.