Uno de los crímenes mas macabros se suscitó en Mexico cuando, presuntamente José Jesús López, de 34 años y policía de profesión, habría asfixiado, apuñalado y descuartizado a su esposa y dos pequeñas hijas, tras haber regresado de en un retiro espiritual.

El hecho se produjo un día después de año nuevo, según la confesión de López, en el municipio Tecámac del estado azteca, cuando el acusado habría regresado de un retiro espiritual al estado de Tlaxcala y por la madrugada se cree que bajó el efecto de alguna droga afixió a su familia para después después acuchillar y mutilar partes de sus cuerpos.

Puedes leer: Mujer fue violada y golpeada en Llavaneres (Barcelona)

Intento incendiar la casa para ocultar el crimen

Trascendió que el hombre mantuvo los cadáveres en un cuarto durante una semana, les echó cloro y cal para ocultar el olor, luego, intentó incendiar la casa para ocultar su crimen.

Minutos mas tarde, vecinos del hombre llamaron a las autoridades cuando lo escucharon gritar al ver el fuego dentro de su casa.

Al apagar las llamas, los bomberos hicieron el macabro hallazgo, y es que  sobre una cama estaban los cuerpos incinerados de una mujer y niñas (esposa e hijas de López), quienes fueron identificadas como Esther Alicia Castro Luzanilla, de 33 años; Alejandra, de 5, y Lorena, de 2 años.

Tras ser detenido, el hombre fue trasladado al Ministerio Público de Ecatepec, donde será investigado por el triple homicidio, por su parte la Fiscalía General de Justicia analizará es procesado por el delito de feminicidio.