Venezuela: Partido Comunista busca evitar un estallido social

Exigió al Gobierno de Maduro aplicar medidas efectivas para resolver la crisis

33
Los comunistas se distancian del gobierno de Maduro

Los dirigentes del histórico Partido Comunista de Venzuela (PCV), aliados del ex – Presidente Hugo Chávez y cada día más distanciados del Gobierno del Presidente Nicolás Maduro, advirtieron que Venezuela “puede estar a las puertas de un gran estallido social”. Así lo hizo saber en un comunicado del comité central (Dirección Nacional), divulgado por su portavoz Perfecto Abreu.

En lenguaje irónico, el vocero pecevista criticó los bonos que no solucionan el problema, cuestionado la bonificación de Reyes Magos anunciada por Maduro, a través del Carnet de la Patria, cuya criticas coinciden con la de voceros de la iglesia católica, la oposición y dirigentes históricos de la izquierda venezolana como el intelectual Luís Brito Garcia y Jorge Giordani, el ex – Ministro de Planificación y Desarrollo de Chávez y de Maduro.

El dirigente aclaró que no se oponen al incremento de salario, pero discrepó la forma como el gobierno apruebe los bonos, en tono sarcástico indicando la aprobación de nuevos bonos como el de Rey Momo por los carnavales, o el bono Judas por la Semana Santa. El PCV cuestionó que las bonificaciones sean superiores al sueldo de los trabajadores. “Bienvenidos” los bonos como los de Navidades o Reyes, “pero ahí no está la salida a los problemas”, acotó Abreu.

Los comunistas preocupado porque los saqueos generen un estallido social, criticaron el desabastecimiento, las fallas en los servicios de salud, y el colapso del transporte público. A estas se le agrega la desaparición de los billetes. Abreu, afirmó que hay “incertidumbre, desesperación e indignación” en la gran mayoría del pueblo venezolano ante “el agravamiento de la situación socioeconómica del país”.

El Caracazo dejó una gran cicatriz en la historia del país

Las alarmas y la preocupación se activan por la posibilidad de una revuelta popular, como la ocurrida el 27 de febrero de 1989, conocida como “Caracazo” o “Sacudón”, un estallido social que dejó una cifra de miles de muertos, el cual sigue en la memoria de los venezolanos.

La histórica organización de izquierda, con ochenta y cinco años de trayectoria, se habían distanciado del gobierno, en desacuerdo con sus políticas económicas, decidió lanzar a su propios candidatos en las municipales, las relaciones se deterioraron por la imposibilidad de tomar juramento de sus candidatos a alcalde, Régulo Reyna en Monagas y Ángel Prado en Lara, electos por la voluntad del pueblo, quienes fueron despojados de sus cargos por la Asamblea Nacional Constituyente, argumentando la instancia supraconstitucional, que no se les otorgó permiso para participar en las pasadas elecciones del 10 de diciembre.

Posterior al incidente electoral, motivo de protestas en ambas localidaes, el PCV impugnó las elecciones en cuatro municipios y anunció a través de su Secretario General Oscar Figuera, su malestar con el gobierno por la detención arbitraria de Alí Jiménez, miembro de la Dirección Nacional de la Juventud Comunista de dicha organización. Ese y otros desacuerdos, llevó a la dirección del PCV a evaluar en su próxima convención si apoyará o no la candidatura de Nicolás Maduro para las elecciones presidenciales a realizarse este 2018.

Te puede interesar – Venezuela: Intentos de saqueo angustian a todo un pueblo y Venezuela: Iglesia teme que se produzca una explosión social