Fuertes lluvias caídas el pasado fin de semana en Bolivia, afectaron regiones como La Paz,  Beni, Santa Cruz y Cochabamba, dejando a centenares de damnificados en Bolivia. Según un reporte oficial del Viceministerio de Defensa Civil, dio a conocer este lunes 15 de enero, la afectación de 3.800 familias y 25 municipios fueron afectados a causa de las intensas lluvias.

“Está prevista la entrega de ayuda humanitaria para tres municipios, en el norte de La Paz para Guanay y Tipuani, también se está movilizando ayuda para Villazón. La pasada semana se hizo entrega de ayuda a algunos municipios de Santa Cruz”, comentó Oscar Cabrera, Viceministro de Defensa Civil.

El alto funcionario del gobierno de Evo Morales, recomendó a las autoridades municipales estar preparadas para cualquier contingencia y a permanecer en alerta durante el periodo de lluvias.

“Las regiones donde se prevén esos excesos de precipitaciones deben contar con sus planes de contingencia, de tal manera que ellos sean los primeros en responder, porque ellos están más próximos a la comunidad y tienen la responsabilidad de proteger la vida y, al mismo tiempo, de poder atender con asistencia humanitaria”, agregó Cabrera.

Las autoridades informaron, que están tomándose las previsiones necesarias para proteger a la población, cuantiosas perdida sufrieron los agricultores. Por su parte, el gremio campesino señala que en solo en la región de Santa Cruz, hay 38 mil hectáreas afectadas, en sembradíos de arroz, soya, yuca, maní y maíz que se mantienen bajo el agua desde hace dos semanas.

Se espera que los damnificados de las lluvias, reciban la ayuda humanitaria prometida por las autoridades.