El principal municipio turístico de Santander no sale del asombro por esa actividad que se llevó a cabo en establecimiento del Instituto Municipal de Cultura, a donde llegaron numerosos niños.

El balneario de Pozo Azul, propiedad del Instituto de Cultura y Turismo, de la Perla del Fonce, propiedad del Instituto de Cultura y Turismo de San Gil, localidad del Departamento del Norte de Santander, Colombia, fue la sede de un evento denominado “Despedida de Vacaciones”, en el que participaron cerca de 1.500 personas. Sorprendió a las autoridades que en dicho evento, incluyó un show de camisetas mojadas con menores de edad. El concejal de San Gil, Ciro Moreno, denunció ocurrencia de actos de incitar a menores de edad a desnudarse, lo cual es un delito según la legislación colombiana.

Las redes sociales, difundieron varios vídeos que muestran a mujeres bailando semi – desnudas ante un grupo de personas, incluyendo a menores de edad tipo de supervisión de parte de un adulto. En las imágenes se observa una multitud gritando y aplaudiendo las eróticas escenas, que eran grabadas por los espectadores del show de camisetas mojadas sobre una tarima con un animador, el espectáculo contra la moral y las buenas costumbre contó con las presencia de niños y adolescentes.

El coronel Jaime Escobar, comandante de la Policía de Santander, aseguró que ese día no hubo denuncias por incitar a menores de edad a desnudarse.

El alcalde de San Gil, Ariel Fernando Rojas Rodríguez, manifestó que solo hasta este martes se enteró de lo sucedido el domingo, gracias a la denuncia hecha por el concejal Moreno.

“En ningún momento se entregó un permiso para que se realizara este evento en Pozo Azul. Tampoco hubo una solicitud por escrito para realizar el show. Incluso desconocemos quiénes son los organizadores”, explicó el mandatario local.

Hasta el momento nadie se ha pronunciado como promotor del evento, ni tampoco hay un pronunciamiento oficial sobre lo ocurrido.

Por su parte, la directora del Instituto de Cultura y Turismo de San Gil, señaló que ‘Pozo Azul’ será sellado por una semana, mientras se investiga qué fue lo que ocurrió. Además aclaró que el lugar turístico está arrendado a un particular desde el 2016.