Mujeres que deciden ser propietarias de fantasías sexuales

41

Cuando una mujer desea ver a un hombre entrar por la ventana de su habitación “sin su consentimiento” y espera a que este la fuerce a tener relaciones sexuales, incluso ansiando ser raptada. “Yo te diré que no quiero pero tú sigue, no me hagas caso”. Este “te invito a que me obligues” forma parte de fantasías sexuales.

 

¿Qué significa que una mujer fantasee con ser forzada?

Una interrogante que a menudo queda en fantasías sexuales, según Georgina Burgos en su libro ‘Proyecto Tabú’, Sonsoles Fuentes y Laura Carrión en su libro ‘Lo que de verdad nos pone’. “Eso no significa que realmente deseen que las obliguen a nada”, afirma la sexóloga Elena Crespi.

 

Para Crespi “lo que en realidad excita de una fantasía sexual de ese tipo es que quien realmente está decidiendo todo, absolutamente todo lo que sucede es la propietaria de la fantasía sexual… Entonces es ella realmente quien decide todo lo que ocurre.

 

¿Has probado alguna vez en fantasear que alguien hace todo lo que tú deseas aunque (en la fantasía) finjas que no es así?

 

Te invito a probarlo. No solamente las mujeres pueden fantasear con ello.

 

“La mujer es la que decide. Decide quien, decide cuándo, decide cómo, decide donde… Y lo decide ella porque ella es la dueña de la fantasía sexual. En el terreno de la realidad, ninguna mujer desearía que la forzaran porque eso sería una violación y ninguna mujer desea ser violada”, acotó Crespi.

 

A modo de recomendación, tenga en claro lo siguiente:

 

No desea que la fuercen

Forzar a una mujer constituye un delito. Una violación de los derechos humanos y de los derechos de las mujeres.

 

Mujer que fantasea con ser forzada

Refiere a fantasías sexuales, solamente eso.

 

Solo ellas deciden

No desea que se haga realidad porque sería víctima de un delito. La única manera de convertirlo en real es si forma parte de un juego consensuado en pareja.