Si, sabemos que cualquier boda implica gastos, sin embargo celebrar tu matrimonio tampoco tiene que ser sinónimo de derrochar dinero que fácilmente podrían invertir tu pareja y tú en otras cosas. Por lo tanto, te enseñaremos a ahorrar dinero en tu vestido de novia, y lucir genial en tu día especial.

Presta atención a estos consejos y nunca te saldrás del presupuesto que tengas estipulado para el vestido:

Menos es más

Entre más simple sea el vestido más flexible será el precio. Los cristales, pedrería, encaje o tul, son muy costosos. No necesitas gastar grandes cantidades de dinero para encontrar un vestido que te haga lucir más hermosa de lo que ya eres.

Colecciones pasadas

Si tu boda no será próximamente, debes estar pendiente del cambio de temporada en las tiendas de vestidos de novia, debido que intentarán deshacerse de los vestidos “viejos” poniéndolos en oferta. Si lo importante para ti es lucir hermosa y no tener un vestido de temporada, esta alternativa es perfecta para ti.

También puedes leer: ¡Mira estos trucos para salir radiante en tus fotos de boda!

Compra la muestra

Al comprar un vestido que está de muestra en una tienda, en vez de pedir uno nuevo, te pueden dar un descuento. Con esto ahorrarás tanto dinero como tiempo ya que el traje estará listo para usar. Pero debes estar pendiente que el vestido no tenga ningún detalle y te quede a la perfección. Recuerda enviarlo a una tintorería antes de usarlo.

Un vestido viejo

Varias madres guardan sus vestidos de novia para pasarlo a sus hijas y continuar una tradición. Con un par de ajustes para que te quede bien, actualizaciones y accesorios correctos conseguirás un traje hermoso y con un gran significado.