Este viernes, un tribunal español condenó a cuatro años de prisión a un ciudadano de origen venezolano por robo y secuestró a un hombre en la ciudad de Valladolid (noroeste) en 2011 durante más de cuatro horas, mientras le sustraía dinero de cajeros bancarios automáticos.

Durante el hecho, el  hoy condenado, identificado como Miguel G.R., portaba un arma la cual utilizó para amenazar a su víctima y luego encerrarla en el maletero de su propio automóvil con la colaboración de Omar Israel P.V., de paradero desconocido, y de otros dos menores de edad.

La víctima pudo escapar por sus propios medios cuando los secuestradores salieron del vehículo tras desplazarse a la localidad madrileña de Alconbendas.

Puedes leerEspaña: Ladrón se escondió en una piscina para despistar a la Policía

Aunque los hechos acontecieron en octubre de 2011,  la Policía no pudo detener al hombre hasta el año pasado, cuando regresó a España tras haber huido a su país de origen.

La Audiencia Provincial de Valladolid dictó la condena tras un acuerdo entre el fiscal y la defensa del acusado, que reconoció todos los delitos que se le atribuían a cambio de una reducción de la pena en un año.

El juez dio por acreditados los delitos de robo con violencia y utilización de arma, con una condena de dos años y un día de prisión, y otro de detención ilegal, con la misma pena.