Los hipopótamos de Pablo Escobar siguen complicando a Colombia

Pablo Emilio Escobar Gaviria fue un político y reconocido narcotraficante colombiano, dueño del poderoso Cartel de Medellín. Este capo se obsesionó en alcanzar riqueza, fama y poder, convirtiéndose en protagonista en una etapa oscura en la historia de Colombia.

Escobar fue abatido el 02 de diciembre de 1993, por fuerzas especiales del gobierno colombiano. Sus bienes fueron confiscados por las autoridades a excepción de cuatro hipopótamos que tenía en su zoológico en la hacienda Napoles, ubicada en la localidad de Doradal.

Hoy se estima que los hipopótamos africanos descendientes de los primeros cuatro superen los cuarenta animales. A casi 25 años de la confiscación, los habitantes de Doradal heredaron a sus nuevos vecinos que deambulan en busca de comida.

Solo pasa en doradal x que en africa a esa distancia ya eres un cadaver mas-* Jukin Media Verified * Encuentre este video y otros similares visitando https://www.jukinmedia.com/licensing/view/970259 Para obtener una licencia / permiso de uso, envíe un correo electrónico con la licencia (at) jukinmedia (dot) com.

Posted by Kno Kastaño on Mittwoch, 13. September 2017

Un Pablo Escobar, venerado como un santo en alguno sectores populares de Medellin, dejó un legado de mascotas adaptadas a convivir con los lugareños. Los hipopótamos recorren las calles de forma habitual.

Magdalena Torres Rojas, promotora ambiental de la Umata de Puerto Triunfo, señaló que los hipopótamos “no son propiedad del parque, ni del municipio, crecieron aprendiendo a ver la gente, los turistas y los vehículos. Toda su vida han convivido con la comunidad más cercana que es la de Doradal”.

Los animales luego de recorrer las calles de noche, llegan a una cancha donde suele pastar.