La comunidad científica en epidemiología, no se confían de las bondades de los antivirales, antibióticos y primeras vacunas

Los científicos no descartan el surgimiento de nuevas pandemias tan letales como la gripe española, su mayor preocupación es la vulnerabilidad de la especie humana, reconocieron que el mundo no está preparado para enfrentar a una nueva pandemia de similar consecuencias como la gripe española, pese a al avance científico, la industria farmacéutica no provee vacunas para algunos virus. Esta posibilidad resultaría letal para la especie humana considerando que la hiper – conexión global multiplicaría los contagios.

A un siglo de la aparición de la gripe española, que dejó más de 50 millones de fallecidos, los virus se multiplica como el el síndrome respiratorio agudo y grave (SARS, por sus siglas en inglés) y el coronavirus síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS, por sus siglas en inglés) SARS, el ébola, el chikungunya y el zika.

Bruno Canard, director de investigación del CNRS de Marsella, Francia (Laboratoire Architecture et Fonction des Macromolécules Biologiques AFMB), afirmó que a la hora actual, “no existe ningún tratamiento contra los coronavirus, incluso la ribavirina, un antiviral de amplio espectro de acción no tiene ningún efecto sobre los coronavirus”.

Expertos como Elhadj As Sy de la Cruz Roja Internacional, señalan que “las pandemias se están convirtiendo en amenazas reales para la humanidad”, cuyo tema es punto de discusión algunos paises miembros del G – 20.

“Sabemos que sucederá, pero no hay forma de prevenirlo”,aseguró Sylvie Briand, investigadora de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para Briand, “la humanidad es más frágil frente a las epidemias porque estamos mucho más conectados y nos movemos mucho más rápido que antes. Cuando viajamos, los virus viajan con nosotros”.

Los científicos advierten que muchos de los virus tienen la distinción de poder ‘casarse’ entre ellos, o con virus aviares o porcinos, para formar combinaciones potencialmente devastadoras para los humanos.

La comunidad científica en epidemiología, no se confían de las bondades de los antivirales, antibióticos y primeras vacunas, apuntan que dos pandemias, como las de 1957 y 1968, causaron varios millones de muertes.

“En los últimos tres años, ha habido un brote de ébola en África Occidental, Zika en América del Sur y, más recientemente, una epidemia de peste en Madagascar”, afirmó Elhadj As Sy, de la Cruz Roja Internacional.

La OMS y otras organizaciones estudian las secuelas del zika en Sudamerica, por la aparición de malformaciones graves en fetos asociadas al virus. Del mismo modo, les preocupa el impacto de ébola, la fiebre hemorrágica en Guinea, Liberia y Sierra Leona.