Es Sophia Campa Peters, una niña de  9 años de edad, del Estado de Texas Estados Unidos, conmovió a su país y los que conocen su historia más allá de las fronteras. La niña que impulsó una cadena de plegarias, incluidas oraciones desde la Casa Blanca. Este viernes Sophia fue intervenida con una cirugía neuro – cerebral, tras la operación de cerebro salió “muy bien”, anunció su familia en redes sociales. Se recupera luego de la compleja operación de cerebro a la que fue sometida. La cuenta de la familia en Twitter agradeció a todos los que han rezado por ella.

Desde muy pequeña la niña lucha con una rara enfermedad que paralizó gran parte de su cuerpo.

Sarah Sanders, vocera de la Casa Blanca publicó en Twitter detalles de la situación de Sophia y le aseguró que todos estarían rezando por ella, hasta el presidente Donald Trump.

“Queremos asegurarnos de que logre su objetivo (10,000 personas rezando) y mucho más. Hoy te digo Sophia que millones de personas de todas partes del mundo estarán rezando por ti el 26 de enero”, señaló Sanders durante un encuentro con los medios el martes.

La vocera agregó un mensaje de Trump para la niña:

“Me dijo que te dijera que sigas peleando, que no te rindas, que sigas inspirándonos a todos, que nunca, nunca pierdas la fe en Dios”.

La vocera expresó que desea que la hisotoria de Sophia haga recapacitar e insipire a “toda la nación” y compartió una petición de oraciones en línea para la pequeña.

Los detractores de Trump, no se hicieron esperar y criticaron la intervención de Sanders, acusando al mandatario de estar politizando la enfermedad de la pequeña, que el gobierno no debería hacer proselitismo religioso y que la atención médica en el país debería ser más accesible para todos y de mejor calidad.