Una comunidad enardecía intentó hacer justicia por sus propias manos contra un presunto sádico. La comunida hastiada tras conocer que su vecino del barrio Pardo Rubio, en el oriente de Bogotá, quien fue acusado de haber abusado sexualmente de dos niñas, las infantes violadas resultaron der la hija del incriminado de 8 años de edad y de su sobrina de 11 años y considerar que el caso quedó en la impunidad, justificando la posibilidad de linchra al presunto pervertido sexual.

La comunidad salió la madrugada de este lunes, con palos y piedras para linchar al responsable de los indignantes actos de abuso sexual en contra de las menores. La Policía llegó a la zona, pero los mismos habitantes del sector se enfrentaron con ellos, y resultaron tres policías heridos.

Al lugar llegaron patrullas y hasta una tanqueta, y en pro de garantizarle la vida el hombre fue resguardado por la policía. “La comunidad, indignada por un vecino, salió con palos y piedras a sacarlo de la casa”, dijo uno de los testigos de los disturbios.

El hombre está siendo custodiado por la Policía para evitar que se dé una situación similar. El general Hoover Penilla, comandante de la Policía en Bogotá, dijo que se está  investigando los hechos para “aclarar qué fue lo que pasó exactamente”.

El oficial, informó que el acusado de violación fue llevado a un centro asistencial, donde lo están atendiendo por las heridas provocadas por el intento de linchamiento y para evitar hechos similares. “Las autoridades están en la obligación de proteger a las personas”, aseguró el general Pinilla.

En el lugar del intento de linchamiento, se vivieron momentos de tensión, para atender la situación, fue necesaria la actuación de cerca de 200 policías que luego de 40 minutos de agitación lograron controlar la situación para sacar en una tanqueta al supuesto violador de su casa que quedó con ventanales rotos.

El pasado 24 de enero el hombre había sido acusado de abusar de las menores y fue detenido por la Policía por lo que fue presentando ante un juez, sin embargo, allí fue dejado en libertad a lo que el hombre volvió al barrio.

Para el día de hoy, fue convoncado un plantón en la Alcaldía local de Chapinero donde estarán los familiares de las niñas afectadas y la comunidad pidiendo justicia.