La inversión anunciada era de 127 millones de bolivianos, en el Municipio de Villamontes, Tarija.

Tensión se vive los habitantes del municipio tarijeño de Villamontes, tras una fisura en la presa Chimeo, y la posibilidad de desborde de ríos puso en alerta a pobladores de una comunidad, quienes están preparándose para una evacuación.

Recordemos el alerta naranja anunciado por el Senamhi, el que se advirtió  la posibilidad de desbordes de al menos 12 ríos, cuya alerta hidrológica se decretó entre el 25 y 31 de enero del 2018, que informamos en días pasados.

Te puede interesar |Bolivia: Decretan alertan naranja por tormenta

José Quecaña, gobernador regional del Gran Chaco de Tarija, informó que las lluvias no sólo afectaron a la presa Chimeo, sino también a la presa Caigua donde hay posibilidades a un inminente desborde de agua.

“Lastimosamente es por la lluvia que ha caído y bueno en tres días la presa se ha llenado, lo que debía ser en dos meses, pero esta presa en dos, casi tres días se llenó y eso está ocasionando varios problemas, no solo en la presa Chimeo, en la presa Caigua hay un rebalse y lo que estamos haciendo tanto con el Ejército, la Policía, la Gobernación regional y el municipio estamos controlando ello”, informó Quecaña hace pocos minutos.

Autoridades señalan que la fisura está controlada, quienes evalúan los daños a fin de salvaguardar la vida de la población en riesgos, se están haciendo recabando información técnica para evacuar o no a la población. “Ya hemos transmitido a la gente para que esté alerta”, precisó el Gobernador.

El gobernador regional aclaró que el embalse de agua está en proceso de construcción.

El viceministro de Defensa Civil, Eduardo Brú, alertó sobre esta la situación de riesgo y anunció que de ser necesario será activado un operativo para evacuar.

“Nosotros, aunque sea a la fuerza los tenemos que sacar”, dijo Bru y explicó que una vez pase la situación de emergencia se verá cómo encarar el proceso de reconstrucción de esa obra.

Los reportes dan cuenta de efectos por las lluvias en regiones de los departamentos de La Paz, Chuquisaca, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Tarija y Beni. Las cifras anunciadas señalan que hay más de 10.284 familias afectadas hasta la fecha.

Te puede interesar: Lluvias dejaron centenares de damnificados en Bolivia