Este viernes, el Ejecutivo español pidió a la dirección del Parlamento de Cataluña una solución al bloqueo político en la región y que se proponga un candidato a presidente regional que pueda ser elegido efectivamente, alternativo al líder independentista Carles Puigdemont, quien se encuentra como fugitivo de la Justicia.

De este modo, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, aseveró que “está en manos” del presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, buscar un candidato que “no tenga cuentas con la Justicia” para que haya un gobierno regional que proporcione la estabilidad necesaria.

Cabe resaltar que, por ahora, Puigdemont es su único candidato a pesar de encontrarse en Bélgica y de que el Tribunal Constitucional decretó que solo puede ser escogido de forma presencial y con una autorización del juez que lo reclama por presuntos delitos de rebelión y sedición.

También puedes leer: Puigdemont está entre los cinco fugitivos más buscados

Asimismo, Méndez de Vigo recordó que el Tribunal Constitucional español (TC) ya aclaró que no es posible investir a un candidato de forma no presencial, de manera telemática o por delegación, como pretende Puigdemont.

En teoría, el Parlamento regional tenía hasta este miércoles 31 de enero para intentar investir un candidato pero al aplazarse la sesión por los obstáculos judiciales este plazo quedaría congelado, según señalan fuentes parlamentarias.

Si el bloqueo se mantiene, podrían celebrarse nuevas elecciones en la región.