Este lunes, un español murió y otro se encuentra hospitalizado en estado crítico, debido a una aparente intoxicación por monóxido de carbono, esto según información de un portavoz de la policía británica que investiga el todavía “inexplicable” incidente.

La víctima mortal es el mallorquín Marcos Servera, que compartía habitación desde el pasado viernes en el hotel Mayflower, en Kensington, con el madrileño Esteban García, ingresado en el Hospital Chelsea And Westminster en estado muy grave y en coma inducido, en la unidad de cuidados intensivos.

De este modo, la policía indicó en un comunicado que los “test iniciales” llevados a cabo en el hotel, que fue evacuado y continúa acordonado, mostraron “un volumen elevado de monóxido de carbono”

También puedes leer: Detenido en Alemania el “cerebro” ruso de red de narcotráfico

Si bien la investigación “aún no ha concluido” y el fallecimiento del varón declarado muerto “en el lugar se aborda, en esta fase temprana, como inexplicable”.

En este sentido, la Policía Metropolitana de Londres no ha revelado más detalles sobre las circunstancias de lo sucedido, y ha explicado que trabajan para informar a los familiares de las víctimas y que la “autopsia se llevará a cabo a su debido tiempo”.

Por su parte, el Servicio de Ambulancias continúa vigilando a los residentes y empleados del hotel “a fin de asegurarse de que nadie más sufre ninguna enfermedad” a consecuencia del incidente.