Bruno Mars fue denunciado por parte de la asociación The Grapevine de “Apropiación Cultural”, aunque cueste creerlo.

The Grapevine es un grupo que discute temas de influencia cultural dentro de la escena popular, y en su último video publicado en las redes sociales toman como núcleo la música de Bruno Mars.

Lo acusan de usar elementos de otros artistas de la música contemporánea, de los años 60s, 70s, 80s y demás generaciones para aplicarlos a su propio beneficio dentro de su propio material musical.

La Apropiación Cultural según las palabras de este polémico grupo consiste en “contratar artistas, bailarines, músicos y copias música de descendencia afroamericana para recibir ganancias de su ambigüedad racial”.

Gran polémica

Las declaraciones llegan a tal punto de declarar que Bruno Mars “Es un cantante de karaoke, es un cantante de bodas, es la persona que contratas para hacer covers de Michael Jackson y Prince”.

La polémica ha llegado a las redes sociales, en donde los fanáticos de Mars no han dudo en denunciar las declaraciones realizadas por el grupo de debate, tachando de “ilógicos” los argumentos.

Revista Top Gente te muestra algunos de los cientos de comentarios que hay en redes sociales:

También puedes leer: Laura Pausini y Gente de Zona lanzan el video de “Nadie ha dicho”