Agentes de la Policía Nacional detuvieron a catorce personas acusadas de integrar una red que explotaba sexualmente a mujeres jóvenes paraguayas, desplazadas a España bajo engaño, en un club ubicado en la localidad de Ribadesella, Asturias que ha sido clausurado.

De este modo, en la desarticulación de la red, los agentes lograron incautar tres armas cortas y 800 cartuchos de diferente calibre, ademas de 350.000 euros en efectivo y 4.000 dólares, así como sustancias estupefacientes, dos vehículos y material informático.

Asimismo, la organización habría establecido un complejo turístico alrededor del club clausurado, integrado por un hotel, un restaurante, una cafetería y una empresa de turismo activo.

También puedes leer: Las cifras de víctimas de violencia de género se duplican en España

Las víctimas captadas por la red compartían un perfil similar: eran jóvenes con cargas familiares y habían llegado a España debido a situaciones problemáticas o violentas en su país de origen.

De acuerdo con la investigación, los detenidos atesoraban un patrimonio cercano a los tres millones de euros. De igual manera, durante las pesquisas, los agentes pudieron identificar a la mujer que presuntamente captaba a las víctimas, expareja de uno de los cabecillas de la organización.

Además, la operación permitió liberar a dos mujeres jóvenes.