Una mujer fue asesinada en Blanes, Girona por su pareja dentro de su hogar, recibió más de veinte puñaladas. Cabe mencionar que en el lugar se encontraban además los tres hijos de la pareja.

La autopsia fue realizada por los forenses del Instituto de Medicina Legal (IMLC) de Girona, y determinaron que las heridas fueron ejecutadas con un cuchillo de grandes dimensiones, igualmente la mayoría aparecen en el cuello y tórax. Al mismo tiempo otras puñaladas entraron por debajo de la axila por la parrilla costal izquierda atravesándole el estomago y perforando el hígado.

Sobre el suceso

Los Mossos d’Esquadra recibieron el llamado este lunes a las 5:30 de la mañana, al llegar a la residencia encontraron a la mujer de 40 años, de origen boliviano tirada en el suelo con heridas graves, mientras que el sospechoso, su marido llamado Rolando de 41 años también de origen boliviano se encontraba dentro de una habitación con una herida en el abdomen, el escenario se volvió más aterrador tras la presencia de los tres hijos de la pareja también en el piso, uno de ellos resultó con heridas en las manos tras interponerse en el ataque.

La investigación se centra en que la mujer puso haber sido atacada por sorpresa en la cama del dormitorio, debido a que se encontró gran cantidad de sangre en ella posteriormente la víctima logró salir de la habitación para llegar hasta el comedor y pedir ayuda, su hija de diecisiete años fue quien llamo al teléfono de emergencias y dio el reporte a las autoridades.

Rolando, fue llevado al Hospital de Calella donde se le trataron las heridas que presuntamente él mismo se provocó, las hipótesis aún son inciertas aunque se maneja el hecho de que el agresor se encontraba depresivo porque se había quedado sin trabajo además de una separación con su esposa.

Asimismo la División de Investigación de la Región Policial de Girona inició una investigación para esclarecer por completo el suceso.