Este lunes, el peruano Carlos Javier Hualpa, agresor confeso haber prendido en fuego a una mujer en un autobús en Lima, fue trasladado a un penal de alta seguridad para cumplir con la prisión preventiva de nueve meses que le fue dictada por un tribunal, mientras es procesado por el delito de tentativa de feminicidio.

El agresor, de 37 años, fue trasladado desde el Poder Judicial al penal Ancón I, en el distrito de Ancón, en el norte de Lima, donde permanecerá mientras es investigado y procesado por el atentado contra la joven Eyvi Ágreda, de 22 años.

La joven tiene el  60 % del cuerpo quemado

Hualpa confesó el jueves haber sido el autor de la brutal agresión contra Ágreda, a quien ocasionó quemaduras de segundo y tercer grado en la cara, el cuello, los brazos y el torso, al rociarle gasolina y prenderle fuego en un vehículo de transporte público en Lima.

Aunque el agresor, había negado inicialmente ser el victimario, luego reconoció que había estado a la joven agredida  luego de que la conoció en un trabajo temporal, puesto que ella se negó  a mantener una relación sentimental con él.

Hualpa dijo que cuando lanzó el combustible a la joven y le prendió fuego estaba “nublado” y que no quiso llegar al extremo. La joven tiene el  60 % del cuerpo quemado.

Te puede interesar: Perú: Acusan a venezolanos de robar tres apartamentos que alquilaron

Por su parte, la Fiscalía aseguró, que el ataque fue planificado, en venganza de que la joven  rechazó sus pretensiones sentimentales. Por tal motivo, se le atribuye el cargo de intento agravado de feminicidio, cuya pena oscila entre los 15 y 25 años de cárcel.

De igual forma, también se consideró que Hualpa cometió los delitos de lesiones graves y peligro común en agravio de los demás pasajeros del autobús, pues nueve de ellos también sufrieron quemaduras y lesiones.

El atentado ocurrió al anochecer del pasado martes en una concurrida avenida del distrito de Miraflores, cuando Hualpa roció combustible sobre la mujer y le prendió fuego ante el, para después darse a la fuga, pero al día siguiente fue identificado y detenido por la Policía.