Martín Vizcarra, presidente de Perú, visitó hoy el hospital de Lima donde permanece internada la joven Eyvi Ágreda, de 22 años, quien fue atacada hace una semana por un hombre que le arrojó combustible y prendió fuego en un autobús,

Según informaron fuentes ociciales, Vizcarra llegó al hospital limeño Guillermo Almenara junto con la ministra de Salud, Silvia Pessah, con el objetivo de conocer el estado de salud de la joven quien tiene quemaduras de segundo y tercer grado en 60% de su cuerpo.

En tal sentido, la presidenta del sistema de seguridad social EsSalud, Fiorella Molinelli, señaló en Twitter que Vizcarra y Pessah conversaron con los familiares de Ágreda, quien “probablemente el día de mañana será sometida a una quinta intervención” quirúrgica.

El agresor podría pasar hasta 30 años en prisión

El atentado ocurrió al anochecer del pasado martes en una concurrida avenida del distrito limeño de Miraflores, cuando un hombre, identificado como Carlos Javier Hualpa, roció combustible sobre la joven y le prendió fuego ante el asombro de los demás pasajeros, para después darse a la fuga.

Al momento de su detención, Hualpa negó ser el autor del brutal ataque, que ocasionó a Ágreda graves quemaduras de segundo y tercer grado en la cara, el cuello, los brazos y el torso.

Sin embargo, luego el agresor su culpabilidad y dijo que estuvo siguiendo a la joven luego de conocerla en un trabajo temporal, y de que ella se negase a mantener una relación sentimental.

Puedes leer: Perú: Acusan a venezolanos de robar tres apartamentos que alquilaron

Por su parte la Fiscalía aseguró, que el ataque fue planificado y que el hombre la atacó por haber rechazado sus pretensiones sentimentales. Por ese motivo, enfrenta cargos de intento agravado de feminicidio, cuya pena oscila entre los 15 y 25 años de cárcel, de acuerdo con los agravantes.

De igual manera, Hualpa cometió los delitos de lesiones graves y peligro común en agravio de los demás pasajeros del autobús, pues nueve de ellos también sufrieron quemaduras y lesiones, lo que puede determinar, en conjunto, una sentencia a 30 años de cárcel.

Hualpa, de 37 años, fue trasladado el pasado lunes a un penal de alta seguridad para cumplir la prisión preventiva de nueve meses dictada por un tribunal, mientras es investigado y procesado.

 

1 Comentario