Joaquim Torra ha asumido el Govern de la Generalitat, tras anunciarse su investidura el pasado lunes, luego de una ajustada votación en el Parlamento catalán y dejando a la expectativa al Estado español ante su política.

El político de 55 años tomó posesión en un acto en el que indicó seguir la voluntad de los catalanes, sin mencionar los problemas con la constitución y el Gobierno español. “Prometo cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat, con fidelidad al pueblo de Cataluña, representado por el Parlamento de Cataluña” señalo.

La ceremonia no contó con la presencia de miembros del ejecutivo nacional, luego de las problemáticas separatistas que vive la Comunidad Autónoma, en una ceremonia con poca asistencia y que no contó con los actos protocolares.

 Además no hubo imposición de medalla por parte del ex presidente, la cual se mantuvo sobre un cojín, el cual se encuentra en Alemania debido a su problemática con la justicia española por los sucesos del 1 de octubre.

El ahora nuevo presidente de la Generalitat obtuvo el cargo tras haber obtenido la mayoría simple por medio de 66 votos a favor, 65 en contra y cuatro abstenciones por parte de Candidatura de Unidad Popular (CUP), que permitió su victoria. “Quiero agradecer la generosidad y la responsabilidad del presidente Puigdemont, a quien investiremos” indicó tras darse a conocer el resultado en el Parlament.

Joaquim Torra se convierte en el “president” 131 del Gobierno de Cataluña, luego de ser diputado de la XII legislatura del Parlamento por parte del partido Junts per Catalunya, bajo el liderazgo de Carles Puigdemont.

Te puede interesar: Cataluña: Sánchez a la expectativa de Torra