Cristina Cifuentes destapo la olla de los dirigentes del Partido Popular, luego de su escándalo en cuanto a la viabilidad y credibilidad en la consecución de su master, sumándose a ella un nuevo caso, el de Pablo Casado.

Se ha abierto una investigación contra el dirigente del PP, el cual habría sacado su carrera en Derecho luego de presiones y ayudas provenientes del mismo partido, quien comenzó sus estudios en Icade y luego los trasladaría a Cardenal Cisneros, centro adscrito en la Universidad Complutense de Madrid.

Inicio sus estudios en 1999 y hasta 2007 solo había aprobado 13 materias, pero tras ser escogido como diputado en solo cuatro meses supero un total de 12 asignaturas. Debido a la irregularidad en la conquista de su título universitario y a su adjudicación de un master en la Universidad Rey Juan Carlos, el cual realizó de 2008-2009, la justicia española ha comenzado una investigación en su contra.

 Alberto Pérez de Vargas, quien fuera director del Centro Cardenal Cisneros de 2005 a 2013, indicó que hubo una constante presión por parte de miembros del Partido Popular. “¡Uf! Llamaron muchos. Y también las llamadas de la presidenta de la Comunidad: que a ver qué haces con este muchacho, que tiene que acabar. Pero eso lo hacen todos, ¿eh? Leguina, Aguirre… Como sea uno de ellos, llaman. Aguirre decía: ‘Hombre, cuídame a este chico, que tengo mucho interés'” aseguró.

Pablo Casado se une a la lista de políticos imputados por irregularidades en sus estudios universitarios, la cual se encuentra liderada por Cristina Cifuente, quien renunció a su puesto como presidente de la Comunidad Madrileña tras el caso.

Te puede interesar: Joaquim Torra tomó posesión del Govern