La justicia española ha sentenciado a ocho individuos tras los hechos ocurridos el pasado sábado en Gibraltar, en donde fueron agredidos un grupo de la Guardia Civil cuando se encontraba fuera de servicio.

Los acusados, entre los que figuran siete hombres y una mujer, fueron llevados al Juzgado de Instrucción número 1 de Algeciras y le fueron imputados los cargos de agresión en contra de agente de la autoridad, desordenes públicos y riña tumultuaria.

Se les impuso prisión preventiva sin fianza, y se espera que los individuos puedan tener condenas de hasta siete años de cárcel por los hechos, donde el delito de agresión a un agente público es el que mayor peso posee con una condena de cuatro años.

Los sucesos se suscitaron cuando un Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil se encontraba en el barrio El Rinconcillo de Algeciras, siendo interceptados al salir de un restaurante cuando se dirigían a sus vehículos.

El grupo de agresores, el cual rondaba entre 30 y 40 persona, formaban parte de una primera comunión que se realizaba en la zona, intercepto a los agentes y tras insultarles los ánimos se fueron en aumento hasta que los asistentes al evento comenzaron a agredir a los miembros de la nueve miembros Guardia Civil utilizando palos, piedras y botellas.

Uno de los agentes realizo tres disparos al aire con la intención de alejar a los agresores, mientras que efectivos de la Policía Nacional llegaron a calmar la situación.

Te puede interesar: Los festivales musicales en España están listos para el verano

1 Comentario