La investidura de Joaquim Torra dejaba en expectativa el alto Ejecutivo Español sobre mantener en pie del artículo 155 tras la designación de un nuevo presidente para la Generalitat, luego de la salida de Carles Puigdemont y la problemática que se vive en suelo catalán.

El nuevo mandatario de Cataluña conformo un gabinete de gobierno lleno de presos y fugados, al designar a los consejeros apartados tras la aplicación del artículo 155, siendo los más destacados los casos de Jordi Turull y Josep Rull, quienes se encuentran en prisión preventiva por los hechos del 1 de octubre.

Tras esta decisión, Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español comunico su decisión a Pedro Sánchez y Albert Rivera de conservar en pie el cumpliendo de la disposición constitucional, no publicando las acciones tomadas por Torra en el Diario Oficial de la Generalitat, manteniéndose así la ilegalidad de su accionar. “El Gobierno de España es el único competente para autorizar la publicación del decreto” aseguró el ejecutivo.

De esta forma el Govern no queda constituido legalmente, ya que es necesario además la conformación de su gabinete y por lo cual el artículo de la constitución seguirá en pie en suelo catalán.

El ahora nuevo presidente de la Generalitat obtuvo el cargo tras haber obtenido la mayoría simple por medio de 66 votos a favor, 65 en contra y cuatro abstenciones por parte de Candidatura de Unidad Popular (CUP), que permitió su victoria. “Quiero agradecer la generosidad y la responsabilidad del presidente Puigdemont, a quien investiremos” indicó tras darse a conocer el resultado en el Parlament.

Joaquim Torra se convierte en el “president” 131 del Gobierno de Cataluña, luego de ser diputado de la XII legislatura del Parlamento por parte del partido Junts per Catalunya, bajo el liderazgo de Carles Puigdemont.

Te puede interesar: Caso Algeciras: “Es el nuevo territorio ETA”