La política catalana vive un momento ennegrecido en una Comunidad Autónoma en la que el artículo 155 se encuentra en vigencia tras los hechos del pasado 1 de octubre y espera poder liberarse de dicho dominio al mando de Joaquim Torra.

El nuevo presidente de la Generalitat nombro como consejos a Jordi Turull y Josep Rull, quienes se encuentran en prisión y esperando su sentencia luego de los acontecimientos suscitados en el referéndum independentistas e irregularidades en su paso por el Govern.

El Gobierno español informó la negativa ante dicha designaciones, pero pese a ello los abogados de los acusados han pedido medidas de libertad para que ambos individuos puedan asistir a la toma de posesión de sus cargos.

Joaquim Torra visitaría a Turrul y Rull en la cárcel de Estremera, pidiendo a su salida abrir un dialogo con el Alto Ejecutivo y los partidos de oposición. “Pido al Gobierno de España y a los partidos de la oposición, que vuelva la política, que vuelva el diálogo. Yo y los consellers seguiremos viniendo a las prisiones todas las veces que haga falta. Señor Rajoy, señor Sánchez, sentémonos, hablemos, y solucionemos una situación que nunca tuvo que ocurrir” aseguró.

Además reclamo el trato que sufren sus asesores por parte de la justicia española. “En ningún otro país de Europa estarían en prisión provisional. En ningún otro país, ciudadanos con sus derechos político intactos, se encontrarían con esta situación” denunció.

El nuevo presidente de la Generalitat designo el día domingo un ejecutivo catalán lleno de exiliados y encarcelados tras los sucesos del 1 de octubre. Tras esta decisión, Rajoy ha decidido mantener el artículo 155 en vigencia en suelo catalán.

Te puede interesar: GUERRA CONTRA EL NARCOTRÁFICO EN GIBRALTAR