Eduardo Zaplana vive un momento crítico en su carrera política, luego que los cuerpos de seguridad del Gobierno Español abrieran una investigación en su contra por hechos de corrupción durante su gestión en la comunidad Valenciana.

La Operación Erial, la cual se encuentra bajo el mando del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, la Fiscalia Anticorrupción y la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y que tuvo como ayuda clave a Marcos Benavent, el denominado “yonqui del dinero”.

El ciudadano mencionado recibió unos documentos por parte de un imán sirio que realizaba tareas de reparación en su hogar, mismo en el que habito el fuera Ministro de Trabajo del presidente Aznar, al encontrar un falso techo en el cual ya hacia documentación.

En dichos folios se explicaba la operatividad a la hora de entrega de comisiones por parte de las empresas para realizar trabajos o construcciones en la Comunidad Valenciana. El individuo sirio habría dotado de los documentos a Benavent, con quien guarda amistad.

El “Yonki del dinero” ha sido miembro clave para la investigación en contra del ex presidente de la Generalitat Valenciana, proporcionando de información para el “caso Taula”. “Un 3%, 60-50 kilos dividido entre tres. 20 kilos cada uno, no está mal, por hacer cuatro papeles y marear a unos y otros” explicaba en cuanto a las comisiones pagadas por las empresas.

Zaplana se encuentra bajo investigación por la “Operación Eriel” en la cual se acusa al ex ministro de sumar en sus actas 10,5 millones de euros obtenidos por concesiones públicas, dinero que habría sido ocultado en paraísos fiscales a nombre de terceros.

Te puede interesar: TRAPERO A JUICIO POR LOS HECHOS DEL 1-O