El Paris Saint-Germain, mejor conocido como PSG, se enfrenta a serios problemas para lo que será la temporada 2018/2019, teniendo a su asecho la mirada de la UEFA que podría sancionarlo por incumplimiento del “fair play” financiero.

Los franceses sumaron a su plantilla a futbolista de la talla de Neymar, con un valor de 222 millones de euros, y Mbappé, cedido con una opción obligatoria de compra de 180 millones, encendiendo estas compras las alarmas en el máximo ente del fútbol europeo.

Nasser Al-Khelaifi buscará vender a jugadores como Di María, Krychowiak, Pastore, Guedes, entre otros, con la finalidad de recaudar los entre 70 y 90 millones que exige la UEFA para evitar las sanciones por el “fair play” financiero antes del 30 de junio.

Las altas compras y salarios estratosféricos de la plantilla, han generado una gran diferencia de los parisinos con sus rivales en la Ligue 1 y en otras grandes ligas europeas, lo que podría acarrearle una fuerte multa económica.

Además la UEFA podría dejarlo fuera de competiciones internacionales hasta que normalice su situación, aunque en la directiva parisina se han mostrados positivos y confiados en poder recaudar la suma establecida.

El PSG se hizo acreedor del título de la Ligue 1, además de la Supercopa de Francia, Copa de la Liga y Copa Francesa. Unai Emery fue destituido tras dos temporadas y será Thomas Tuchel el encargado de guiar al equipo.

Te puede interesar: COLOMBIA: DUQUE SE ENCAMINA A LA PRESIDENCIA