Brasil es un país colorido y alegre, pero la nación sudamericana ha conseguido un mérito poco alentador para su historia, logrando batir sus estadísticas de homicidios de los últimos tiempos, superando al continente europeo.

Según los datos suministrados por el informe Atlas de la violencia 2018 realizado por el Instituto de Investigación Económica Aplicada, 62.517 personas fueron asesinados durante el año 2016, dejando una estadística de 30,1 homicidios por cada 100.000 habitantes, siendo un 70,1% realizados con arma de fuego.

Además de 2006 a 2016 acumularon un total de 602.960 asesinatos. Los números registrados por Brasil superan las medidas consultadas en el continente europeo, siendo su tasa de homicidios 30 veces menor.

La mayor tasa que había conseguido el país sudamericano fue de 29,8 muertes por violencia intención por cada 100.000 habitantes. Países como El Salvador en 2012 (37,4), Colombia en 2002 (77,5) y Honduras en 2012 (85,5) se mantiene como líderes de tasas de homicidios en un año.

Las regiones de Sergipe (64,7), Alagoas (54,2) y Rio Grande (53,4) las regiones con los números más alto, donde la última mencionado incremento sus índices de homicidios en un 256,9%.

Por otro lado, el 56,5% de las víctimas por muerte violentas se ubican entre los 15 y 19 años, mientras que las muertes de entre 15 a 29 años son de 142,7 por cada 100.000 habitantes. En el caso de las mujeres, un total de 4645 féminas fueron asesinadas en 2016.

Te puede interesar: WILSTERMANN, CAMPEÓN DEL TORNEO APERTURA