Alberto Ruiz-Gallardón fue presidente de la Comunidad de Madrid por el Partido Popular (PP) de 1995 a 2003 y alcalde de la misma ciudad de 2003 a 2011, encontrándose actualmente en proceso judicial por corrupción.

El ex ministro de justicia ha declarado en la Audiencia Nacional su inocencia en el cobro de comisiones y malversación de fondos, bajo la investigación del caso Lezo la cual lleva el Juzgado Central de Instrucción 6.

El miembro del PP aseguró que la compra de la empresa colombiana Inassa, la cual se encarga de la ampliación del Canal de Isabel II en una compraventa que se llevó a cabo en el año 2001, es totalmente legal y que ha sido de beneficio para los madrileños.

La compra de dicha institución se habría llevado a cabo por medio de una sociedad en Panamá y donde afirmó Gallardón no tuvo nada que ver, debido a que el encargado de dicha operación fue Pedro Calvo, presidente encargado de la entidad que regula el agua en Madrid. “Es una adquisición que se hizo con el mejor y el más absoluto de los convencimientos de que era buena para los madrileños, de acuerdo con la legalidad y con todos los informes jurídicos favorables” afirmó.

Se cree que los 73 millones pagados por la adquisición de Inassa comprendería un sobre precio, el cual habría sido cobrado a través de varias sociedades radicadas en Panamá, siendo el principal cabecilla Ignacio González.

El que fuera presidente de la comunidad madrileña de 2012 a 2015, el cual se habría enriquecido con las cuentas públicas durante su mandato y habría aprovechado la internacionalización de la empresa Canal de Isabel II para el cobro de comisiones en Brasil, Panamá, República Dominicana, Colombia, entre otros países.

Te puede interesar: NICARAGUA: SIGUEN LAS PROTESTAS CONTRA RÉGIMEN