La situación de inmigrantes provenientes desde África ha ido en aumento en los últimos años, siendo Italia su principal destino pero tras el cierre de sus puertos, el presidente del Gobierno español Pedro Sánchez está dispuesto a permitir su ingreso.

El buque de nombre Aquarius tendría el permiso del máximo mandatario para desembarcar en los puertos valencianos y darles acogida a los 629 individuos que fueron rescatados en el mar Mediterráneo, donde 123 son menores, entre ellos 11 niños y además de siete mujeres embarazadas.

A través de un comunicado, el líder del PSOE aseguró mostró la intención de su gobierno de darle albergue a dichos refugiados. “Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional” afirmó.

Por su parte, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, mostró su agradecimiento ante la medida tomada por Pedro Sánchez y su gestión. “Habíamos perdido un gesto de solidaridad por parte de la Unión Europea (UE) sobre esta emergencia. Debo agradecer a las autoridades españolas por haber acogido nuestra petición” destacó.

Desde horas de la mañana la vicepresidente del gobierno, Carmen Calvo, había mantenido comunicación con el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, para ultimar los detalles del ofrecimiento.

El Aquarius es uno de los dos buques rescatados en la zona del Mediterráneo por miembros de la Guardia Costera italiana y de ONG, quienes se mantenían a la  deriva tras el bloqueo de los puertos por parte de Italia.

Te puede interesar: SENTENCIADOS MIEMBROS DEL PP EN VALENCIA