Pedro Sánchez ha revolucionado al Gobierno español con su llegada, tras una polémica moción censura al ex mandatario Mariano Rajoy, consiguiendo los 178 votos necesarios para asumir las riendas del ejecutivo nacional.

El problema migratorio en Europa es una de las constantes que ha ido en aumento en los últimos años, debido a los problemas suscitados en países africanos y americanos, teniendo sus habitantes que poner rumbo a países como España.

El actual mandatario nacional, junto con el apoyo de su partido el PSOE, estarían llevando a cabo una nueva política migratoria, en la cual buscarían darle legalidad a todos aquellos individuos que viven de forma ilegal en el territorio español.

Pedro Sánchez ya afirmó en el año 2016, que de llegar al poder, estaría dispuesto a dar residencia y permiso de trabajo a todos los residentes irregulares, utilizando una política implementada por su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero.

El ex presidente socialista aplicó una medida de regularización para los inmigrantes  el cual se llevó a cabo en 2005, logrando regularizar la situación de una cantidad mayor a los 700.000 individuos en situación irregular.

A lo largo del mes de junio ha habido varios episodios en el que se ha visto involucrada la política migratoria, siendo el primero el intento de más de 400 individuos de pasar la frontera con Marruecos en la valla Ceuta, siendo neutralizados por los efectivos de seguridad de ambos países.

El más reciente la llegada del buque Aquarius a costas valencianas, con un total de 629 inmigrantes rescatados del mar Mediterráneo, luego que Italia negará su ingreso al igual que Malta.

La iniciativa recibiría apoyo, ya que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha indicado que se debería regular la situación de los ilegales en las localidades para que puedan contribuir en proyectos de la comunidad.

Según datos recabados en mayo, más de 1500 inmigrantes ingresaron a territorio español en la última semana de dicho mes, superando a Italia, la cual registro 1.443, y que Grecia que tuvo 795 según cifras de la Comisión Europea.

Ha incrementado en un 54% la entrada de indocumentados a España, registrándose 10.216 hasta el pasado 27 de mayo. En 2006 con 41.119 llegadas y 2017 con 22.414 son los registros más altos de ingresos ilegales a suelo español.

Te puede interesar: FUERTES RETRASOS EN LAS LÍNEAS DE CERCANÍAS MADRID