Maxim Huerta se encarga en la actualidad del Ministerio de Cultura, el cual se ha visto envuelto en una polémica luego que se comprobara el fraude fiscal por parte de su encargado por parte de la Hacienda española.

El que fuera presentador de televisión fue sancionado en el año 2017 por haber defraudado al estado la suma de 218.332 tras formar una sociedad en el año 2006. Estoy al corriente con Hacienda desde hace diez años. Cambió el criterio fiscal, hubo una regularización, pagué lo correspondiente y asunto cerrado. No hubo mala fe y no oculté nada. Acepté mi responsabilidad como ciudadano” aseguró.

Además indicó que no informó de dicha sentencia a Pedro Sánchez, previo a ser designado como ministro. No oculté nada. Cotizaba como sociedad y Hacienda de pronto cambió un criterio y asumí la responsabilidad como ciudadano, como le pasó a cientos de periodistas, de creadores y de artistas en su momento. Lo primero que hice fue pagar. No lo compartí con Pedro Sánchez porque fue una cuestión privada en la que yo asumí mis responsabilidades y lo explico con transparencia.” Destacó.

Los cargos atribuidos es de fraude fiscal durante los años 2006, 2007 y 2008, dejando de tributar las cantidades de 43.770 euros, 80.481 y 24.451, respectivamente. El comunicador social incumplió el artículo 191.1, el cual señala “dejar de ingresar en el plazo establecido en la normativa de cada tributo la deuda tributaria que debiera resultar de la correcta autoliquidación de tributo”.

Maxim Huerta fue designado como ministro de Cultura por Pedro Sánchez. Tras darse a conocer el caso, desde la cúpula del Partido Popular (PP) han exigido la destitución o abandono del cargo por parte del periodista.

Te puede interesar: LO NUEVO DE LA LIGA EN LA VOZ E JESSIKA FORTUNATO

1 Comentario