Nicaragua vive un momento caótico en su historia, debido a las fuertes protestas que ha recibido el Gobierno de Daniel Ortega, el cual no cuenta con la aprobación de los ciudadanos y esperan su pronta salida del poder.

Las reuniones entre miembros del ejecutivo y la sociedad civil se retomaran el día viernes, siendo nuevamente la Iglesia católica la que funcionara como intermediaria entre ambas partes, tras dos meses de fuertes enfrentamientos.

La conferencia episcopal indicó que ambos bandos plantearan su idea y buscaran llegar a un acuerdo, tras unas primeras negociaciones infructíferas. “Estaremos dando a conocer la propuesta que presentamos al Señor Presidente y la carta que él nos ha enviado con su planteamiento, lo que someteremos a debate para buscar un consenso que responda a los anhelos de justicia, democratización y paz del pueblo” expreso.

El número de fallecidos durante las protestas ha incrementado a 154 personas, donde habrían 1.200 heridos según datos presentados al Consejo Permanente de la Organizaciones de Estados Americanos (OEA).

Las protestas comenzaron el 18 de abril luego de unas reformas sociales por parte del actual presidente de Nicaragua, las cuales fueron revocadas. Tras dos meses de enfrentamientos contra el régimen, se instalaría una mesa de dialogo el pasado 16 de mayo y la cual tendría un final insatisfactorio el día 23.

Dicho dialogo nacional buscaba la democratización del país y la salida pacífica de Daniel Ortega del poder, junto a su esposa Rosario Murillo. Entre las peticiones del sector estudiantil,  sociedad privado y sector empresarial, se encontraban adelantar las elecciones, prohibir la reelección presidencial y cambiar al Consejo Supremo Electoral (CSE), las cuales fueron rechazadas y se puso fin al dialogo generando nuevas protestas.

Te puede interesar: LA COPA DEL MUNDO 2026 YA TIENE SU SEDE