Zimbabue vive momento críticos en su historia política, y ha sufrido un nuevo capítulo de violencia que pudo costarle la vida al presidente Emmerson Mnangagwa, quien llegaría tras el Golpe de Estado en contra de Robert Mugabe.

Durante un mitin electoral,  estallaría una bomba que dejaría un saldo de ocho personas heridas, entre ellas el vicepresidente y una Ministra, mientras que el mandatario de la nación africana salió ileso.

El hecho ocurrió en Bulawayo, la segunda ciudad más grande de Zimbabue. “Se están efectuando investigaciones y se harán públicos más detalles. Ha habido múltiples intentos contra la vida del presidente durante los últimos cinco años” aseguró el portavoz del Gobierno, George Charamba.

Todo sucedió luego que Emmerson Mnangagwa descendiera del escenario, rodeado por una fuerte presencia de soldados, guardaespaldas y personas que conforman su grupo político. “Seguiremos estando unidos y abordaremos nuestras diferencias de manera pacífica. La respuesta más contundente a la violencia es la paz. Dios bendiga a Zimbabue” publico el mandatario en su cuenta de Twitter.

Las elecciones se llevaran a cabo el próximo 30 de julio y serán las primeras que no cuenten con la presencia de Robert Mugabe como candidato desde la independencia de la nación africana en el año 1980 del Reino Unido, las cuales serán supervisadas por observadores internacionales, entre ellos de la Unión Europea.

Emmerson Mnangagwa llegó a la presidencia tras el Golpe de Estado ante Mugabe el pasado 24 de noviembre, siendo su mandato de forma interina. El político de 75 años fue vicepresidente del antiguo régimen.

Te puede interesar: ESPAÑA ROMPE RECORD DE INMIGRANTES DE ITALIA