Turquía selló un nuevo capítulo en su historia política, luego que se reafirmara la presencia de Recep Tayyip Erdogan en la presidencia del país europeo, en medio de una gran cantidad de denuncias de fraude.

Con un 53% de los votos, el político de 64 años comenzará su segundo mandato, tras haber asumido el máximo cargo del Ejecutivo en el año 2014 según el Alto Comité Electoral (YSK). “El presidente Recep Tayyip Erdogan consiguió la mayoría absoluta de votos válidos” aseguró el organismo.

Varias denuncias por parte de la posición turca, indicó que el mandatario reelecto no habría alcanzado el 50% de los sufragios, no logrando la mayoría necesaria para declararse ganador y permitiendo la apertura de una segunda vuelta, tras su recuento de los resultados.

Horas antes, el que fuera alcalde de Estambul afirmó haber conquistado la victoria pese a no tenerse claro los resultados aún. “Los resultados no oficiales de las elecciones son claros. Según los mismos, nuestra nación me confió la responsabilidad de presidente de la República” expreso.

 Las elecciones se encontraban previstas para noviembre de 2019, siendo adelantadas tras un anunció en el mes de abril, uniéndose así la escogencia parlamentaria, teniendo un apoyo total y concentrando los poderes en el Ejecutivo.

Durante  los comicios electorales se suscitaron varios hechos violentos, en los cuales falleció un saldo de tres personas y resultaron heridas 19. El presidente ruco se mantendrá en el poder hasta 2023.

Te puede interesar: MÉXICO LÍDER Y A OCTAVOS DE LA COPA DEL MUNDO