España vuelve a casa tras una cuestionada actuación en la Copa del Mundo que se realiza en suelo ruso, donde se perfilaba como candidato al título y que a medida que transcurrió el torneo reflejo sus fallas.

La segunda jornada de los octavos de final de en Rusia 2018, enfrentó a la “roja” ante el combinado local en un duelo donde los campeones del mundo en Sudáfrica 2010, se decantaban como favoritos para avanzar.

En un cotejo marcado por la férrea defensa de los anfitriones, los dirigidos por Fernando Hierro tuvieron la posesión del balón pero sin generar mayores problemas, ante un bloque defensivo que acumulaba gente en su área y cerraba las intenciones de sus rivales.

Al minuto 10’ llegaría el primer gol del partido por medio de Asensio, quien cobraría un tiro libre tras una falta sobre Nacho, centrando un balón que sería desviado por Ignashevich. Por su parte, los rusos buscaban de contragolpe y con balones largos a sus delanteros poder agarrar mal parados a los españoles y batir el arco cubierto por De Gea.

Con 41’ minutos transcurridos, Pique cometería una mano en un tiro de esquina, siendo cobrado el penal por Dzyuba para colocar la paridad al cierre de la primera mitad. La falta de claridad, agresividad y ocasiones fue una constante en el segundo tiempo, siendo la más peligrosa un disparo lejano de Iniesta que detendría Akinfeev, quien también pararía el remate de Iago Aspas generado por el rebote.

El encuentro se iría al tiempo extra, donde la presión de España vino en aumento presionando en su área a los locales, logrando una amenaza con un cabezazo de Piqué. Rodrigo quien entro en el tiempo añadido, logró escaparse y meterse al área con un tremendo remate que atajo la figura rusa Akinfeev.

Con 130 minutos completados, todo se definía desde  el punto penal, donde el portero ruso destacaría como figura y detendría los disparos de Koke y Iago Aspas para meter a la anfitriona a los cuartos de final.

España se queda fuera de la Copa del Mundo en octavos de final por tercera ocasión, siendo la última oportunidad en Alemania 2006. La roja termina con marca de una victoria y tres empates.

Por su parte, Rusia vuelve a los cuartos de final tras 48 años, cuando aún era la extinta Unión Soviética en México 70. Su récord en el actual certamen es de dos triunfos, un empate y una derrota.

Te puede interesar: PAULINHO PODRÍA PONER FIN A SU ESTANCIA EN BARCELONA