Brasil consiguió su boleto a la siguiente ronda de la Copa del Mundo en suelo ruso, donde se perfilan como los grandes favoritos para alzarse con el campeonato y dejar a un lado su caída en 2014 en sus tierras.

La canarinha se enfrentó a una selección de México, que venía de despachar a Alemania y dar una gran demostración futbolística en la fase de grupos. Los centroamericanos salieron con gran intensidad para buscar generar peligro y llegarían al área, teniendo la más clara Lozano con un disparo que impacto en Miranda.

Durante los primeros 30 minutos, los dirigidos por Osorio se mostraron mejor con un juego colectivo y ataques rápidos, además de un muro en su arco como es Guillermo Ochoa, que salvo a su equipo de una goleada.

Neymar tendría las más clara con dos internadas claves, pero el portero mexicano estaría sólido y detendría sus intentos, así como los de Gabriel Jesús, Coutinho y William, quienes comenzaron a llegar con frecuencia al área rival.

Al minuto 50’, Neymar tomo el balón, tocándosela a William que se internó al área y soltó un pase al medio donde se tiró el delantero del PSG para abrir el marcador a favor de Brasil. Posteriormente, el referente brasileño se centraría para que Firmino dejara el 2-0 definitivo en la pizarra.

Neymar se llevó el premio al mejor jugador del partido, mientras que Ochoa fue la figura de México deteniendo hasta diez acciones de claro peligro en su arco.

De esta forma, la canarinha se mete por vez número 16 a la fase de cuartos de final, en sus 21 participaciones en el certamen mundialista. Solo en cuatro ocasiones, no avanzaron en las semifinales.

Te puede interesar: QUIQUE SÁNCHEZ, CANDIDATO AL BANQUILLO DE ESPAÑA