España sigue atravesando un momento crítico en su economía, la cual ha tenido una considerable recuperación en los últimos años, pero pese a ello los números siguen reflejando estadísticas preocupantes para sus habitantes.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó un informe en el que indicó que los salarios han presentado una disminución del 0,4% entre los últimos trimestres de 2017, debido a la cantidad de trabajadores mal pagados y que se desempeñan en empleos parciales.

El ritmo de progreso salarial se encuentra situado en un 3,2%, viéndose una clara disminución ante el 5,8% que se vislumbraba en el año 2007 antes de la crisis, bajando también los niveles de productividad y ubicándose en 1,2%.

Además el ente internacional señalo que España se encuentra como uno de los países con mayor índice de pobres en edad de trabajo, donde 15,9 trabajadores tienen ingresos inferiores al 50% de la media, solo siendo superado por Grecia que registra un 16%.

Uno de los responsables de esta situación, es el nivel de paro que existe en el país, el cual se situó en 17,2% y solo siendo superado por la población griega que tiene unos índices de 21,5%. Pero en entre los aspectos positivos se encuentra una clara reducción de la brecha salarial entre hombre y mujeres, así como en personas con discapacidad.

La OCDE sugiere en su escrito señala que para mejorar los índices reflejados, las instituciones deberían aumentar el periodo de preaviso y disminuir sus indemnizaciones para permitir una búsqueda más inmediata de empleo.

Te puede interesar: CATALUÑA: ALTOS ÍNDICES MORTÍFEROS EN SUS CÁRCELES