La justicia argentina ha puesto fin al caso de Nahir Galarza, quien se encontraba en los juzgados tras el asesinato de su novio Fernando Pastorizzo, demostrando su culpabilidad en el caso que ha conmocionado al país sudamericano.

La chica de 19 años fue considerada de forma unánime como la responsable del delito del pasado 29 de diciembre de 2017 contra el joven de 20 años, permaneciendo la acusada detenida en la Comisaría del Menor y la Mujer de Gualeguaychú.

Gustavo Pastorizzo, padre de la víctima, indicó su satisfacción ante la condena impuesta e indicó estar en calma. “La única vencedora es la justicia. Hoy triunfo la justicia, triunfo la verdad. Fernando no va a estar más entre nosotros, pero esto sienta un precedente. El fallo es una caricia al alma. No me siento aliviado, sí tranquilo” afirmó.

Durante su declaración, en primera instancia Nahir Galarza afirmó no encontrarse con su novio la noche de su asesinato, posteriormente admitiría su culpabilidad indicando el motivo de su accionar una discusión con su pareja.

Tres semanas después cambiaría su relato original, sin desmentir el anterior. Durante su primer relato, indicó que tomó el arma de su padre, una Browning 9 milímetros sin que este se percatara de ello, accionándola dos veces y dándole muerte al joven, para marcharse luego a casa.

En su segunda indagatoria, señalaría que tras mantener relaciones sexuales con Fernando Pastorizzo, le expresaría su infidelidad tomando el joven el arma y amenazándola, siendo está quitada por la chica de 19 años cuando se encontraban sobre la moto y disparándose de forma accidental en dos ocasiones.

Ambos mantenían una relación por un tiempo de cuatro años, la cual había sufrido varios rompimientos y regresos. Nahir Galarza además mantenía relaciones con otros sujetos de forma ocasional.

Te puede interesar: MÉXICO: OEA LAMENTA VIOLENCIA ELECTORAL