Luiz Inácio Lula da Silva, mejor conocido como Lula, estuvo al mando de la presidencia de Brasil y tras su salida del poder, múltiples casos de corrupción durante su estancia en la casa presidencial han sido destapados y lo tienen actualmente cumpliendo condena.

El que fuera líder del país más grande de Sudamérica estuvo por momentos en fuera del centro penitenciario donde se alberga, luego que el juez de apelación, Rogerio Favreto, del Tribunal Regional Federal-4, diera una orden de libertad contra el político.

Además el magistrado reafirmaría su sentencia, luego de que sus Sérgio Moro y João Pedro Gebran Neto, responsables de la condena del ex mandatario, buscaran mantener la privativa de libertad contra el ex presidente.

Al final, Thompson Flores, presidente del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, determinó la continuidad en cárcel, tras una la larga batalla en los juzgados. El Partido de los Trabajadores había presentado un hábeas corpus por parte de tres diputados, pidiendo la liberación de Lula al no existir fundamento judicial para su detención.

Por otra parte, alegaban que su precandidatura a las elecciones en el mes de octubre sería un argumento para poder obtener su libertad, en la cual se encuentra liderando las encuestas para el periodo presidencial de 2019 a 2023.

El que ocupara el cargo de presidente de Brasil de 2003 a 2010 se encuentra en prisión desde el mes de abril, al ser condenado a nueve años y seis meses por casos de corrupción y lavado de dinero correspondientes al caso de Odebrecht y Petrobras.

Te puede interesar: ESPAÑA: VIOLENCIA Y ABUSO SEXUAL EN UN FIN DE SEMANA