Colombia ha firmado una nueva ley que busca desarticular las bandas paramilitares, iniciando este proceso con la captura de un amplio margen de individuos de la agrupación paramilitar, el Clan del Golfo.

El ejército colombiano capturo a 11 miembros del grupo armado y considerada como la mayor banda de narcotráfico en el país sudamericano, la cual se ha encontrado como objetivo principal de las fuerzas armadas desde el año 2015.

Rober Morales, conocido como Lalo, es uno de los detenidos en la operación, siendo este el responsable de comandar las ejecuciones y asesinatos del grupo en localidades como Caceres, Caucacia y Taraza.

Además era el líder del Clan del Golfo en su cruenta pelea por el dominio del narcotráfico en Antioquia contra Los Caparrapos. La agrupación se encuentra liderada por Darío Antonio Usuga alias Otoniel, quien se encuentra en búsqueda de los Estados Unidos y donde existe una recompensa de cinco millones de dólares.

Durante la operación se decomisaron varias armas de fuegos, siete granadas, munición y varios documentos importantes para los organismos de inteligencia.

La firma de la nueva ley en Colombia busca desarticular varias bandas paramilitares, principalmente el Clan del Golfo, a través de la rebaja de penas contra los miembros de dichas agrupaciones.

Por otro lado, el presidente Juan Manuel Santos también indicó que seguirán los esfuerzos para proteger a los líderes sociales y buscar a los responsables de los casos de homicidios. A lo largo de 2018, más de 120 líderes sociales y protectores de los derechos humanos fueron asesinados en Colombia, mientras que la suma sigue siendo más alarmante al indicar que de 2016 a la actualidad han fallecido de forma violenta 311 políticos.

Te puede interesar: FRANCIA: CINCO ESPAÑOLES MUERTES EN MASACRE FAMILIAR