Este lunes, los duques de Cambridge bautizaron a su tercer hijo, el príncipe Louis, en una ceremonia celebrada en la capilla real del Palacio de St. Jame.

El servicio religioso del pequeño nacido el pasado 23 de abril, comenzó a las 16.00, hora local (15.00 GMT), duró unos 45 minutos y fue oficiado por el arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia Anglicana.

Un detalle curioso es que  la primera vez que la reina Isabel II no asistió a la ceremonia baustismal, ni tampoco su esposo el duque de Edimburgo, una ausencia previsible ya que, desde que anunció que se retiraba son contadas su presencia en actos públicos.

Louis,  llegó al templo dormido en los brazos de su madre, Kate, mientras, su padre el príncipe Guillermo llevaba de la mano a sus dos hijos mayores, el príncipe Jorge y la princesa Carlota, de 5 y 3 años, respectivamente.

El tercer nieto del príncipe de Gales y la fallecida princesa Diana llevaba una réplica, elaborada en 2008, del mantón bautismal color crema que lució por primera vez la primogénita de la reina Victoria en 1841 y que, desde entonces, se ha utilizado para todos los bautizos reales, incluido el de Isabel II, en 1926.

Se conoció que el pequeño, fue bautizado con agua del río Jordán sobre la pila bautismal “Lily Font”, una obra de orfebrería elaborada por los joyeros EJ. y W. Barnard en 1840, también a petición de la reina Victoria, que representa “la pureza y la nueva vida” y que la familia real utiliza en estas ceremonias.

En esta ocasión, se pudo ver por primera vez que se ha podido ver a la recién estrenada familia de cinco al completo, ya que todavía no había ninguna imagen oficial de los duques de Cambridge con sus tres hijos, puesto que el príncipe no había sido visto de nuevo desde su nacimiento hace once semanas.

Trascendió que entre los seis padrinos, entre los que se encuentra Guy Pelly, uno de los mejores amigos los príncipes Guillermo y Enrique, y Lucy Middleton, prima de Catalina

La ceremonia se celebró ante menos de treinta invitados, entre los que destacaban el príncipe de Gales -abuelo de Louis y la duquesa de Cornualles, Camilla, así como los recién casados duques de Sussex, el príncipe Enrique y Meghan Markle, quien acudió por primera vez a un bautizo de un miembro de la familia real.

Puedes leer: Publican las primeras imágenes del príncipe Louis y la princesa Charlotte