La vista del mundo se encontraba concentrada en Tailandia, donde un equipo de fútbol amateur se encontraba atrapado en una nueva ante las fuertes lluvias y el incremento de agua que se generó en dicha cavidad.

Tras tres arduas jornadas por parte de los rescatistas, pudieron salir sin problemas los 12 niños y el entrenador de la cueva luego de permanecer casi dos semanas, siendo trasladados al hospital para determinar su estado de salud.

Durante los dos primeros días de rescates, pudieron ser extraídos ocho niños, mientras que en la tercera jornada se destinó a poder sacar a los cuatro menores restantes y al individuo de 25 años que funge como su director técnico.

Las autoridades indicaron que a los menores se les fue suministrado ansiolíticos durante su salida fuera de la gruta para evitar ataques de ansiedad durante su difícil transportación. La última jornada se llevó a cabo tras una pausa de 10 horas para poder reponer el material para las labores de rescates.

Por otra parte, se ha informado que los niños que se encuentran en el hospital, tras realizárseles varios exámenes no han presentado problemas de gravedad y se recuperan de forma positiva, presentando problemas como neumonía e hipotermia por las condiciones a las que fueron sometidos y pequeños cortes, manteniéndose ingresados por lo menos por una semana.

Tailandia se convirtió en el foco de los medios luego que 13 personas, 12 menores y su entrenador, fueron atrapados en una cueva de Tham Luang debido a las fuertes lluvia que la inundaron.

Fueron un grupo conformado por 19 buzos, además de las ayudas internacionales, para poder llevar a cabo el rescate de forma exitosa.

Te puede interesar: COLOMBIA: NUEVA LEY CONTRA PARAMILITARES Y PRIMER ACCIONAR