Café, un protector ideal para la diabetes

El café y sus componentes efectivos

135
Fotografía: Acekreations

El café es una de esas bebidas que forman parte de la cotidianidad de millones de personas en todo el mundo, especialmente en cada despertar o en momentos de relajación, pero además contiene propiedades ideales para el control de enfermedades de extremo cuidado como la diabetes.

Un antioxidante perfecto

Esta bebida del amanecer es ideal para los pacientes de diabetes específicamente los del tipo 2 ya que dentro de sus componentes se encuentran una serie de antioxidantes elementales que ayudan al control gradual y modulado de la glucosa, de manera que produce la activación de los receptores de la insulina, teniendo como mecanismo las defensas ante las altas subidas de azúcar que son tan peligrosas para este tipo de padecimientos médicos.

¿Recomendaciones para su consumo?

A pesar de ser la bebida perfecta para los diabéticos, tampoco se puede consumir de manera exagerada y con descontrol, por lo que se recomienda lo siguiente:

-Solamente se debe ingerir de manera recomendada un total de 2 tazas de café a día y de forma graduada, siendo una en la mañana y otra por la tarde con un margen de más de 6 horas de diferencia entre cada consumo para así ayudar al mecanismo de defensa de al recepción de insulina y no bloquear el sistema.

-Si deseas acompañar la bebida con algún agregado, se recomienda leche descremada o de almendras pero ¡Cuidado! no debes agregarle azúcar a menos que sea un edulcorante artificial para evitar cualquier tipo de colapso, porque es necesario entender que todo en exceso es completamente dañino para el organismo.

¡Es momento de una taza de café!

Te puede interesar leer: Hepatitis B : Daños ante un incorrecto diagnóstico