Copa Libertadores: El Santiago Bernabéu entra a escena

385
Fotografía: Conmebol Libertadores

La final de la Copa Libertadores ha vivido una semana crítica, luego de los ataques de los hinchas de River Plate contra la plantilla de Boca Juniors, incidente que llevó a la suspensión del partido definitivo que se libraría en el estadio Monumental de Buenos Aires.

La Conmebol anunció la realización del cotejo el día 9 de diciembre en un estadio neutral fuera de Argentina, debido a las problemáticas que podrían generarse en territorio albiceleste con los aficionados de ambas escuadras.

Asunción, Doha y Miami han sido descartados como las posibles sedes para el duelo de vuelta, por lo cual el máximo organismo del fútbol, la FIFA, ha planteado la idea de trasladar la batalla por el título más importante de América a suelo español.

El ente dirigido por Gianni Infantino se comunicó con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), liderada por Luis Rubiales, para pedir su colaboración en la búsqueda de una plaza neutral y siendo seleccionado el mítico estadio Santiago Bernabéu, partido que se jugará a las 20.30 horas de España.

Fotografía: Real Madrid

Boca Juniors y River Plate, tras un proceso arduo de negociación en la que estuvo involucrado el presidente Mauricio Macri,  aceptaron la propuesta de la FIFA para llevar a cabo la final de vuelta en Madrid.

El pasado sábado 24 de noviembre el estadio Monumental y sus inmediaciones se convirtieron en zonas de guerra, suscitándose varias agresiones por parte de los hinchas de River, quienes en primera instancia atacaron el autobús donde se trasladaba la plantilla dirigida por Guillermo Barros Schelotto. Además los futbolistas se vieron afectados por el uso de gases lacrimógenos utilizados por los organismos de seguridad.

Tanto aficionados, como periodistas, se vieron afectados por los robos y agresiones que se produjeron en el estadio Antonio Vespucio Liberti y sus adyacencias, las cuales llevaron a la detención de 56 personas por parte de los cuerpos policiales.

Actualmente Boca Juniors y River Plate esperan la respuesta del comité disciplinario de la Conmebol, donde los xeneizes pidieron la descalificación de su rival y la obtención del título de campeones de la Copa Libertadores 2018.

Te puede interesar: Conmebol Libertadores: Un campeonato sobre el escritorio