No caben dudas: ¡Las mujeres pasamos por mucho! Calambres, fuertes punzadas, dolor de cabeza, todo esto forma parte de las molestias que vienen junto a los cólicos menstruales.

Son muchas las mujeres que sufren en esos días. Por esta razón, te traemos algunos consejos y remedios caseros que te ayudarán a sobrellevar el malestar. Después de todo, aunque en el mercado existen potentes medicamentos que alivian los cólicos menstruales, lo mejor es recurrir a métodos naturales e inofensivos.

Infusiones calientes

Estas bebidas a base de hierbas naturales son un remedio estupendo que puede ayudarte a aliviar ese terrible dolor. Canela, manzanilla, flor de Jamaica, anís u onagra son las esencias ideales para calmar este tipo de molestias, pues aparte de tener un gran efecto relajante, ayudan a regular los ciclos menstruales y apresuran la relajación del útero.

¡Cuidado con la comida!

La dieta cumple una función de suma importancia en el proceso hormonal. Por eso, es recomendable que sigas una dieta rica en legumbres, frutos rojos, verduras, sopas, pescado y frutos secos. Aléjate de lácteos, cafeína, helados, alcohol, bebidas frías y cítricos pues esto sólo aumentará el dolor.

También puedes leer: Cosas que nunca debes hacer con la menstruación

Paños de calor en el vientre

Una almohada térmica, una bolsa de agua caliente, o una toalla húmeda y muy caliente serán tu compañero ideal en esos días menstruales. Eso si, asegúrate de que tengan un grado de calor que soportes, para que no te quemes, y ponlo durante largos minutos en tu zona abdominal mientras tomas un descanso.

Hacer ejercicio

Si, sabemos que hay días en los que no quieres ni levantarte de la cama, pero caminar es un remedio efectivísimo en los días del ciclo, pues mejoran el flujo sanguíneo y pueden ayudarte a hacer frente a los dolores menstruales. Recuerda que es importante realizar ejercicio de intensidad moderada y suave, sobre todo cuando las dolencias son demasiado fuertes.