Cuarentonas que viven un reflorecimiento orgásmico, es la de historia muchísimas “mujeres de cuatro décadas” como la canción del cantautor Ricardo Arjona, que aseguran sentir más placer sexual en esta etapa de la vida.

Así lo describen distintos estudios científicos al respecto. Las creencias pueden decir lo contrario, contrastando con la intensidad de disfrute manifestados por un significativo grupo de mujeres. Para los expertos en el tema, la mejor edad sexual de la mujer es a partir de los cuarenta años de edad.

A una edad madura, las parejas entienden y en especial las mujeres que el sexo no está centrado en la penetración.

Hay otros elementos, como el auto – conocimiento como por ejemplo en desarrollar esa capacidad de contraer y relajar los músculos vaginales, menor inhibición o tabú para experimentar juegos sexuales, el uso de juguetes, los besos, las caricias, consiguen como aliado el aprendizaje de las cuarentonas, adquirido en auto – explorarse y a su vez dándose placer a sí mismas descubriendo cosa placenteras.

Cada día más jovencitos incluyendo los metrosexuales eligen como parejas a mujeres maduras.

Una cuarentonas que viven un reflorecimiento orgásmico, cumple el sueño de encaminarse a envejecer mejorando su vida sexual.

Un estudio del Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana, en los Estados Unidos, determinó en muestras comparativas en mujeres sexualmente activa que el 70% de las mujeres de 40 a 50 años de edad, afirman haber experimentado orgasmos; mientras que 61% de las féminas con edades de 18 a 24 años no alcanzó el clímax en su última relación sexual.

Una investigación del Centro de Estudios del Envejecimiento de Duke University de Estados Unidos, concluye que en la cuarta década, “tres de cada cuatro hombres y mujeres consideran que en esta edad su experiencia orgásmica ha mejorado”.

Según la doctora en sexología Ava Cadell, “la mujeres con 40 años son mejores amantes” porque tienen más confianza en sí mismas, poseen más experiencia, son más inteligentes y estables, se comunican mejor, saben lo que quieren, están en su pico sexual, saben cómo satisfacer a su amante, son más agradecidas y menos inhibidas”.

Palabra de experta

Se trata, como a cualquier edad, de disfrutar y sentirse bien. Pero para vivir el sexo de una forma espléndida a partir de los 40 y los 50 Joan Price aconseja:

  1. No tener prisa, hacerlo despacio y disfrutar del viaje.
  2. Entender la sexualidad como algo más completo. No reducirla solo al acto de la penetración.
  3. No buscar el orgasmo como único objetivo.
  4. Buscar nuevas fórmulas de excitación y, cuando se encuentren, compartirlas con la pareja.
  5. Darse placer a uno mismo. Es bueno para la salud física, sexual y emocional.