Una mujer y su expareja fueron detenidos como presuntos autores de la muerte de la madre de ella quien fue encontrada degollada en su domicilio, los acusados simularon un robo para desviar la atención de los investigadores, según informó la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El hecho tuvo lugar en mayo de 2017 en una vivienda de la localidad de Parla, donde el padre de la víctima (una mujer de 55 años) la encontró muerta en su cama con un corte en el cuello.

Tras el suceso, Investigadores de Policía Judicial y especialistas de Policía Científica comenzaron a realizar las primeras investigaciones en el lugar de los hechos, donde  tomaron declaración a distintas personas del entorno de la víctima.

Para aquel momento, la hija de la fallecida denunció que en el domicilio se había producido un robo alegando que faltaba una cadena musical y una videoconsola.

Meses mas tarde, los investigadores se centraron en estudiar las contradicciones que detectaron en los testimonios de la hija y del que era en ese momento su pareja quienes intentaron hacer creer a los agentes que el homicidio había sido cometido por terceras personas, simulando un robo en el domicilio de la víctima.

Los datos obtenidos permitieron a los agentes practicar la detención de la hija y su expareja tras determinar su presunta participación en el homicidio.

Luego de que se produjera el arresto de ambos responsables, la Policía registró sus domicilios, y en el de la mujer se encontraron tanto la cadena musical como la videoconsola que ella había denunciado como robadas en casa de su madre.

Te puede interesar: Ana Julia Quezada confesó que mató a Gabriel Cruz