En un viaje trasatlántico de Londres a Cancún- México el pasado 13 de marzo, ocurrió una situación completamente irregular y es que una mujer en aparente estado de ebriedad fue encontrada teniendo sexo en el baño del avión perteneciente a la aerolínea Virgin Atlantic.

Todo inició  cuando la dama, que no fue identificada, abordó el vuelo “con unos tragos de más”  y comenzó a entablar conversaciones con algunos de los pasajeros.

Trascendió, que minutos mas tarde, la mujer se dirigió hacia uno de los baños seguida por un hombre, donde se encerraron haciendo ruidos que llamaron la atención. Las azafatas se percataron de la situación y se dirigieron a tocar la puerta. Al no obtener respuesta forzaron la cerradura y se encontraron con la pareja teniendo relaciones íntimas.

Sorprendidos, ambos se vistieron en medio de las risas de los otros pasajeros. Pero allí no termino todo, luego la pasajera misma pasajera tuvo una fuerte discusión otra mujer que se encontraba en el avión, lanzando un vaso con líquido que salpicó a terceras personas.

Fue sancionada por sus actos

La mujer tuvo que pagar un alto precio por su conducta y es que cuando finalmente el vuelo llegó a su destino, fue escoltada por el personal de seguridad y poco después la aerolínea tomó los datos de la dama para evitar que vuelva a usar un avión de esa empresa.

A su vez, la empresa emitió un un comunicado, Virgin Atlantic donde  pidió disculpas a los usuarios y señaló que “no está dispuesta a tolerar conductas que comprometan el bienestar del resto de los pasajeros y la tripulación.

Te puede interesar: En una avión, esposa se enteró que su marido le era infiel